Costa Blanca
 

España

España es un país democrático que forma parte de la Comunidad Europea. Tiene una población de 44 millones de habitantes. Se cree que hay alrededor de 1 millón de propiedades pertenecientes a extranjeros que albergan aproximadamente a 3 millones de personas (casi el 10% de la población). Más de 50 millones de turistas visitan España todos los años, lo cual representa una de las fuentes principales de empleo.

El clima de España puede dividirse prácticamente en tres zonas: atlántica, continental y mediterránea. La última, en el sur, es la más calurosa del país y tiene una temperatura media de 34º C (94º F) en verano y un sol radiante durante 13 horas diarias. La zona mediterránea también tiene un clima agradable en invierno, con poca lluvia.

Desde 1492 España ha sido un país mayormente romano-católico. La Constitución del año 1931 estableció el estado laico y secularizó la educación. Actualmente, la Constitución garantiza la libertad de expresión religiosa y los festivales religiosos se celebran con tradiciones locales coloridas, incluyendo danzas folklóricas y procesiones.

La Comunidad Valenciana

¡Bienvenido a la Comunidad Valenciana! Esperamos que desee conocer todo sobre la multitud de atracciones y actividades que ofrece esta región, y sobre el carácter afable que caracteriza a los 5 millones de valencianos, quienes les ayudarán a disfrutar de su estancia.

La Comunidad Valenciana está ubicada en la costa Este de la península y cubre 23.500m² de la zona mediterránea. La costa tiene una longitud de 292 millas y linda con Cataluña en el norte y con Murcia en el sur. La costa de cada provincia tiene su propio nombre: La Costa del Azahar en Castellón, la Costa de Valencia en Valencia y la Costa Blanca en Alicante, donde pueden disfrutar del mar y del sol realzados por una población de 5 millones de habitantes y una cultura muy rica nacida en los albores de los tiempos. Estos cientos de kilómetros de las mejores playas de arena fina, ofrecen un mar de agua cálida, tanto en verano como en otoño, y un sol brillante incluso en el invierno. Verán ondear en muchas playas unas banderas azules que otorga la Comunidad Europea en reconocimiento de la limpieza y de la buena calidad del agua, y el selecto servicio de las playas. La región valenciana tiene un clima cálido con una temperatura media en el invierno de 18.7º C (53º F) y en verano de unos 31.7º C (91º F).

La Costa Blanca

La Costa Blanca es, sin duda, uno de los destinos más atractivos de Europa para disfrutar del sol y de las playas y estar en pleno contacto con la naturaleza. Localizada en el Mediterráneo español, la Costa Blanca es la denominación turística de la Provincia de Alicante. Es una comunidad no solamente privilegiada por su clima sino además por su entorno natural: sus playas de arena fina y dorada, y en el interior, sus valles verdes con huertos fértiles que contrastan con montañas no muy altas, entre las cuales palpitan encantadores y pintorescos pueblos mediterráneos. El sol brilla durante casi todo el año, en conjunción con una temperatura media de 20º C (55º F), que permite practicar la natación y deportes acuáticos en cualquier época del año. Además, el paisaje natural y los parques son aptos para el senderismo, la equitación, el ciclismo o el alpinismo.

Una red de propiedades rurales, hoteles familiares, albergues, y campings que permiten realizar actividades alternativas a la de tomar el sol en la playa como, excursionismo, senderismo, alpinismo, o ciclismo de montaña. De esta manera, pueden ir conociendo los pueblos interiores del Mediterráneo.

A lo largo de la historia, los Íberos, los cartaginenses, los Romanos y los Musulmanes establecieron importantes poblaciones en este país, como se puede comprobar por las numerosas huellas dispersas que dejaron por toda la provincia. Actualmente, el inglés, el francés y el italiano moderno, entre otros muchos, también nos visitan y muchos de ellos deciden quedarse entre nosotros. Excavaciones arqueológicas, enormes castillos, iglesias talladas en piedra, extraordinarias edificios públicos y una infraestructura desarrollada durante el cambio del milenio, nos permiten conocer la riqueza y variedad de la cultura de la Costa Blanca.

Sus atractivas playas, el espléndido paisaje, el entorno natural bien conservado, el clima, los servicios de comunicación modernos, junto con el espíritu cosmopolita y abierto de sus gentes han transformado a la Costa Blanca en un sitio privilegiado para vivir. Además, muchos europeos han elegido la Costa Blanca como el destino ideal para pasar sus vacaciones.

La Infraestructura de la Costa Blanca

La Costa Blanca es uno de los centros turísticos más importantes de Europa. Ha desarrollado una red de infraestructura de comunicaciones que la hace accesible a cualquier persona del mundo. La Costa Blanca cuenta con 3 aeropuertos internacionales: Valencia, Alicante y San Javier (Murcia). El aeropuerto de Alicante transporta a unos 5 millones de pasajeros al año, de los cuales más de la mitad vienen de o van a Europa.

Entrando en el nuevo milenio, el ferrocarril se ha visto sometido a una profunda transformación con locomotoras ultramodernas capaces de ir a más de 200 km/h.

El Euromed, comunica a Alicante y Valencia con Tarragona y Barcelona. Es uno de los trenes más modernos y rápidos de España, alcanzando una velocidad de 220 km/h.

El AVE, comunica Alicante con Madrid en alta velocidad.

Alicante tiene todo lo necesario para ser uno de los puertos cruceros más importantes del Mediterráneo.

Día a día aumentan todo tipo de servicios y comodidades. Existen también tres terminales marítimas de pasajeros en Valencia, Denia y Alicante y una red muy completa de autopistas y autovías que unen la Costa Blanca con las principales regiones de España y Europa.

En los alrededores de Alicante, se ha desarrollado una infraestructura de servicios para mejorar la oferta de ocio, ferias comerciales y congresos. La variedad europea de la Costa Blanca instó al Gobierno de España a elegir Alicante como sede de la principal oficina europea en España, encargada del registro de marcas, diseños y proyectos. Además, la Oficina de Armonización del Mercado Interno de la Comunidad Europea está situada en esta zona, cerca del aeropuerto y de los principales centros empresariales.

Cultura y paisajes de la Costa Blanca

Hacia el interior del llano litoral en la mitad norte de la montaña, se levanta el parque natural del Montgó que sobrevuela las bahías de Denia y Jávea, con una flora autóctona que abarca desde la retama hasta la orquídea salvaje. Esto se contrasta con la zona sur, donde encontramos en Elche y Orihuela los bosques de palmeras y, sobretodo, el parque natural de El Hondo, también ubicado en Elche; las Salinas de Santa Pola, donde anidan los flamencos y las Lagunas de Torrevieja, que se suman a las dunas y las pinadas de Guardamardel Segura.

Alicante tiene contrastes naturales muy ricos gracias a la peculiaridad de la altura de sus montañas que elevan el paisaje mediterráneo. Las zonas interiores del Mediterráneo sorprenden al visitante con imágenes únicas, gracias a la riqueza natural de la provincia y de su gente abierta y cosmopolita. En las Cuevas de Canelobre, en Busot, las estalactitas y estalagmitas adoptan figuras fantásticas... y en la región costera, las playas alternan entre accidentes geográficos tan singulares y emblemáticos como el Peñón de Ifach en Calpe, el Cabo de San Antonio y el Cabo de la Nao, la Isla de Benidorm o los acantilados de la Sierra Helada y de Benitachell. Estos destinos son el complemento ideal para los principales centros turísticos costeros, y no están lejos de la playa.

Además, se encuentran montañas gigantes: elPuig Campana, con Finestrat a sus pies y testigo del Benidorm babilónico; el Maigmó con sus pinadas de verdes exuberantes, que es perfumado por la fragancia de los campos de hierbas del Mariola.

Cuevas de Canelobre, Peñón de Ifach, Cabo San Antonio y Cabo de la Nao.

Acantilado de Benitachell y Acantilado de Sierra Helada.

Isla de Benidorm.

La Edad Media ha contribuido con importes construcciones a la provincia de Alicante. Se pueden encontrar muchos castillos y fuertes en toda la provincia. La concentración más importante de estos fuertes se puede hallar siguiendo los valles del río Vinalopó, y en la costa se hallarán construcciones con fines defensivos que han jugado un papel importante en la época de los piratas. La provincia de Alicante ha tenido un papel importante en la historia de las coronas de Castilla y Aragón. Fue allí donde se firmó el acuerdo de D’Almizra, el que determinó que las dos coronas se unieran y que se pusiera fin a la guerra.

Fiestas de la Costa Blanca

Si existe algún rasgo que describe las 415 fiestas populares, es sin duda, la habilidad que tienen de atraer a todos los públicos y de convertirlos mediante su simple participación en “un marchoso más”. La Costa Blanca es rica en folklore, celebraciones y tradiciones.

Sin duda, los Moros & Cristianos es la celebración en la que todo el mundo participa. En ella, se recrea la Edad Media celebrándose la reconquista cristiana de la tierra que los árabes gobernaron durante varios siglos. Alcoy es el pueblo donde estas fiestas son las más importantes y ostentosas, pero eventos similares tienen lugar alrededor de toda la provincia. A su vez, también vale la pena mencionar las Hogueras de San Juan en Alicante. Durante todo el año los especialistas trabajan en la construcción de grandes monumentos que forman figuras de cartón, los cuales se queman en un fuego purificador en la noche del 24 de junio. También cabe mencionar la Semana Santa, que tiene sus raíces especialmente en pueblos como Crevillente y Orihuela.

Actividades y turismo en la Costa Blanca

La Costa Blanca ofrece una infinidad de posibilidades para el visitante. Una variada elección de rutas, desde la playa hasta la montaña; sus atracciones naturales, el clima cálido, y el esfuerzo humano, han hecho posible una industria turística muy rica y profesional en la que se disfruta de pasatiempos como el deporte o la aventura, en medio de un ámbito natural hermoso.

La Costa Blanca ofrece oportunidades infinitas para la práctica de deportes acuáticos. Desde la vela hasta el surf, desde el submarinismo hasta la pesca, el litoral costero de la región es un paraíso para amantes de los deportes acuáticos. La mayor parte de ellos están organizados por clubes y puertos marítimos. La mayoría de ellos, muy eficientemente, organizan competiciones, así como cursos para principiantes y avanzados. Sus servicios y la calidad del agua han sido premiados con el reconocimiento por la Agencia del Medio Ambiente de la Comunidad Europea.

Viajar alrededor de la Costa Blanca le ofrecerá la posibilidad de descubrir los productos típicos locales de cada pueblo, elaborados conforme a la tradición popular, usando materias primas de cada región. A pesar de la magnitud de la industria, aún puede encontrar en los pueblos numerosos artesanos, quienes heredaron de sus antepasados un arte que a menudo es anterior a la Edad Media, incluso anterior a la civilización árabe, como es el caso de la cerámica. Otro producto típico artesanal de la Costa Blanca es la cestería. En Gata de Gorgos se puede ver cómo se hacen todo tipo de productos de fibra de palmeras: sombreros, cestas y muebles.

Finestrat: Terra Mítica es el primer parque temático en la Comunidad Valenciana que cuenta con cinco excitantes zonas en las que el visitante puede profundizar de manera divertida de las civilizaciones antiguas mediterráneas: EGIPTO, el bazar de los sueños, aquí podrá remar en el Puerto de Alejandría y en las pirámides podrá compartir los secretos de los faraones en un espectáculo impresionante; GRECIA, el lugar de los dioses, donde podrá revivir las emociones de los Juegos Olímpicos y perderse en el famoso laberinto del Minotauro de Creta; ROMA, la frontera, aquí cruzará el Puente de Mérida, vivirá el ambiente militar, las palizadas y, en lo alto, vibrará en una montaña rusa de madera; IBERIA, la orilla cálida, podrá viajar al siglo XVII y XVIII y experimentar la Comunidad Valenciana de antes y de ahora. Toda la diversión que pueda soñar la tendrá en sus magníficos espectáculos; LAS ISLAS, el gran viaje, haciendo el mítico viaje de Ulises por el Mediterráneo, el corazón del parque temático le ofrece aventuras inimaginables, las atracciones acuáticas más divertidas, atracciones mecánicas impresionantes, y para los más pequeños, una copia en miniatura de todas las atracciones del parque.

Plano del parque temático de Terra Mítica.

Gastronomía de la Costa Blanca

La Costa Blanca tiene una cocina muy rica y variada. Desde el norte hasta el sur y desde el este hasta el oeste, la cocina tradicional de la provincia ha producido comidas elaboradas a base de abundante pescado, tierra fértil y una agricultura seca variada.

La gastronomía de Alicante es rica en aceites, vegetales, frutas, pescados y mariscos y platos de arroz. La mayor parte de los ingredientes de la “dieta mediterránea” están considerados los más saludables del mundo. La provincia es también famosa por sus dulces. Uno de los productos más típicos es el “turrón”, que introdujo la cultura árabe y es hecho de almendras y miel de la zona, y que se come principalmente durante las fiestas de Navidad.

El producto más exportado de la Comunidad Valenciana es el cítrico. Éste supone el 80% de la producción española y se exporta a todos los países de Europa. Otros productos importantes de la provincia son el aceite de oliva, los zapatos de cuero, los juguetes y diversos tipos de vinos. Si está interesado en la artesanía encontrará cerámica tradicional, cestas, abanicos y muebles, hechos con los métodos tradicionales más típicos de la zona.

Urbanizaciones y pueblos del interior de la Costa Blanca

La Nucía:Yendo de Benidorm hacia el interior, a unas 5 millas se encuentra el pequeño y atractivo pueblo de La Nucía, en una tierra llana al pie de la montaña de Forqués, con las casitas lavadas de color blanco y las calles angostas que esperas encontrar en un típico pueblo mediterráneo. La mayoría de la gente viene a La Nucía los domingos para pasear por sus calles con sus balcones adornados con flores, curiosear por el famoso rastro, visitar la iglesia de arquitectura renacentista y pasar un rato en un lugar cercano llamado Font de la Favara. La historia de este pequeño pueblo data del año 1250, cuando las tropas del Rey Jaime I ocuparon lo que era un bastión árabe y posteriormente pasó a ser la baronía de Polop, el pueblo vecino. En 1609, los árabes que quedaban fueron reemplazados por colonias de otra parte de España y la población siguió su lento crecimiento hasta llegar a la cifra de 7.000 personas aproximadamente, todos ellos orgullosos de ser ‘Nucieros’ y diciendo ellos mismos que Benidorm es su barrio costero.

Polop: A una milla más adelante se encuentra el pueblo de Polop. El autor Gabriel Miró dijo de él, “Recientemente he descubierto un sitio precioso, el que parece que los años hayan adormecido”. Situado en una colina rodeada de una vegetación exuberante, Polop fue en su época el pueblo más importante de esta zona, especialmente en los años posteriores a la expulsión de las colonias árabes. Con sus calles empinadas, blancas paredes lavadas y sus puertas antiguas, este pueblo antiguo tiene un aire de tranquilidad, aunque mucha gente lo visita, trayendo consigo recipientes para llenarlos de agua de los espléndidos chorros de la fuente. Aquí se encuentran 221 chorros que se alimentan de los saltos de agua helada del Garrofet y de Cotelles, agua pura que se renueva por sus elementos naturales y exquisito sabor. Otro exquisito sabor se puede paladear en un restaurante del pueblo, que cocina sus platos locales en un horno árabe. El atractivo barrio viejo del pueblo tiene una parroquia feligresa, y un camino empinado que conduce a lo que era el castillo. Últimamente éste ha sido usado como cementerio, descrito por Miró como un ‘huerto de cruces’, y desde donde en la actualidad se puede disfrutar del precioso escenario natural que rodea al pueblo, rebosante de naranjales, limoneros y nísperos.

Callosa: Si viaja unas cuantas millas más hasta Callosa d’en Sarriá, podrá apreciar la naturaleza agrícola de este pueblo, que data del siglo XII. Ubicado en una ladera sur y con una temperatura media de 17º C, tiene un clima típico mediterráneo cálido y constante, ideal para la producción de frutas, especialmente del níspero del que llegan a producirse aproximadamente 17 millones de kilos al año. El pueblo debe su nombre al Almirante Bernat de Sarriá, quien compró el pueblo en 1290, y lo convirtió en un estado que cubría la mayor parte de la Marina Baja, pasando por diferentes familias nobles hasta llegar a los Condes de Orgar en 1767, quienes son sus actuales propietarios. El pueblo en sí tiene fama por su iglesia neoclásica arquiespiscopal de San Juan el Bautista, inaugurada en 1568 y renovada por su miembro barroco que se instaló en 1754. Hoy por hoy, todos los meses en ésta se celebran conciertos. El fuerte que está en la cima de la colina fue construido por la orden del Rey Felipe II, con la intención de defender la costa contra los ataques del Imperio Turco Otomano. También existe en este pueblo el primer museo arqueológico y étnico de la Marina Baja, con una exposición permanente sobre la forma de vida antigua de Callosa.

Las Fuentes de Algar.Muchos de los visitantes que llegan hasta aquí deciden viajar otros tres kilómetros más hasta las Fuentes de Algar. Aunque sea un fenómeno natural, estas fuentes son ahora una reserva protegida. Conservan su belleza natural, porque están en un área especialmente protegida y se ha decidido llevar a cabo un extenso programa de preservación de este escenario único. Con la intención de revertir el daño ya hecho y para garantizar la rehabilitación y conservación de dicho lugar, todas las instalaciones se llevaron a cabo respetando el medioambiente. Existen senderos claramente marcados, flanqueados por carrizo, bambú o laurel, con mapas en diferentes idiomas que guían al visitante a través de este parque acuático natural, con sus auténticas piscinas de agua clara. También hay zonas para barbacoas, áreas de acampada y varios restaurantes que ayudarán al visitante a disfrutar de su estancia aquí. En la parte alta del valle, arriba del área de baño, hay una amplia zona abierta preparada con todo tipo de servicios, barbacoas, mesas bancos, aseos y duchas. Otra zona está diseñada para otro campamento de 2ª categoría, y aquí están la recepción y la administración del campamento, y se está planificando la construcción de un museo de agua.

Fuentes de L’Algar.

Guadalest: El pueblo de montaña de Guadalest es un complejo histórico artístico dividido en dos distritos. El barrio del Castillo, al que se llega atravesando un túnel en la roca, el cual está colgando de la cima de la montaña protegido por un antiguo muro medieval; y el barrio del Arrabal, o barrio moderno, que se extiende alrededor de la falda de la montaña. Muchos son los visitantes que llegan a este hermoso sitio, que el año pasado fue el segundo lugar más visitado de España con un número de visitantes que alcanzó los dos millones.Ubicado en la parte más alta de la cima de la montaña, la ciudad mira al valle profundo por el cual corre el río Guadalest. El paisaje tiene abundantes pinadas intercaladas con cultivos frutales. El fruto más cultivado es el níspero, seguido por las manzanas, cerezas e higos; además de producirse aquí una de las mejores mieles de la zona. Dentro del pueblo, el carácter histórico se torna evidente con el museo del Belén, el túnel tallado en la roca que da acceso al pueblo, las murallas y la iglesia que está junto a la plaza de la Orduña, donde pergaminos del año 1555 evidencian aún más la dominación mora en el pueblo. Subiendo, se atraviesan más museos y tiendas de artesanía, y se extiende hacia lo alto, a 590 metros por encima del nivel del mar. Desde aquí se pueden apreciar los dos castillos y la muralla que rodea la iglesia y las casas del pueblo, un pueblo cuya fama se debe a su imagen, la del afloramiento rocoso ubicado en la punta, encima del campanario. No falta oferta de buena comida en este pueblo con una cocina local que empieza por platos tan tradicionales como la paella, los pimientos rellenos, o las verduras al horno hasta llegar al conejo al “alioli”.

El castillo de Guadalest.

Castalla: Históricamente es la capital de la “Foia de Castalla”, un valle amplio que mira al suroeste y que está situado entre varias montañas, con un área forestal de más del 46% en su zona municipal. Tradicionalmente es un pueblo agrícola, en el que se destacan las plantaciones de aceitunas, uvas y almendras, pero actualmente también se caracteriza por la producción de juguetes, muebles y productos para la construcción. Sin embargo, su rasgo más sobresaliente es su deliciosa cocina, siendo el “Gazpatxo” el plato que está obligado a probar cuando visita este pueblo. Castalla está ubicada solamente a 30km de Alicante y a unos 10km de los pueblos vecinos, ofreciendo una amplia gama de deportes y actividades al aire libre, y una historia arquitectónica magnífica que comienza en el siglo XVI. Además, ofrece el paisaje más bonito y limpio en donde podrá disfrutar de su tiempo libre.

Foto panorámica de Castalla.

Benissa: intencionadamente construida en el interior de la costa para escapar de las incursiones beréberes, las calles del casco antiguo de Benissa descienden suavemente hacia abajo. Esta ciudad de color rojizo, con su larga calle principal sombreada por los naranjos, parece estar muy lejos del alboroto de los grandes centros turísticos costeros. Casas preciosas y casones viejos, con sus frontones y porches moriscos y las ventanas protegidas por las rejas tradicionales, calles rectas, como la calle de la Purísima. La enorme iglesia de la Purísima, inaugurada en el 1929, conocida como La Catedral de la Marina, domina la plaza central adornada con palmeras y refrescada por fuentes. En la parte superior de la ciudad se encuentra el pacífico Convento Franciscano de la Purísima, y hay Museo Etnográfico un poco extraño, situado en La Lonja del siglo 15.

La Catedral de Benissa

Elche: en el interior, a unos 7 Km. de la playa y a 15 Km. de Alicante, encontramos la ciudad de Elche, con sus dos Patrimonios de la Humanidad: El Palmeral y el Misteri d’Elx. Se dice que por cada habitante de la ciudad hay una palmera. Pues efectivamente, aquí las palmeras envuelven el día a día ciudadano. El Parque Municipal, oasis en medio de la ciudad, agrupa en sus 6 hectáreas diversos huertos. El Huerto de Cura, de propiedad privada y declarado jardín artístico nacional, fue visitado por emperatriz Elizabeth de Austria (Sissi) en 1894. Este jardín alberga la famosísima palmera Imperial, ejemplar única de datilera con siete brazos nacidos de un mismo tronco. Los que quieren saciar su curiosidad, pueden visitar el museo del Palmeral o sumergirse en un idílico mundo natural emprendiendo la ruta del Palmeral.

Otro de los iconos de la ciudad es el Misteri d’Elx, declarado Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial. Se trata de un drama cantado en valenciano, con melodías medievales, renacentistas y barrocas. La obra relata la dormición, asunción a los cielos y coronación de la Virgen.

Elche es uno de los referentes europeos de la producción de calzado, concentrando mas del 40% de las empresas del sector zapatero. Hoy en día el sector de calzado no es solo uno de los pilares de la economía de la ciudad, sino también es muy competitivo en los mercados internacionales.

La variedad de granada “Mollar de Elche” está entre las más valoradas en el mundo por su particular dulzor, carecer de pepita y las numerosas propiedades beneficiosas para la salud. Actualmente está puesta en marcha la solicitud de protección y el pliego de condiciones de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Granada Mollar de Elche.

Otra fruta famosa a nivel internacional que se cultiva en las tierras ilicitanas, es el melón de carrizal. Existen dos variedades: el amarillo y el pintasapo, que se distinguen del resto por su extrema dulzura, El secreto de esta fruta está en la salobridad del terreno donde se cultiva.

Elche también es la patria de una de las obras escultóricas más célebres del mundo: La Dama de Elche. Se trata de un busto femenino labrado en piedra arenisca que se data entre los siglos V y IV a. C. Es una escultura que todavía esconde muchos misterios. No se sabe muy bien a quién representa el busto, ni se conoce a que servía la cavidad en la parte posterior del mismo. Actualmente la escultura se exhibe en Madrid, en el Museo Arqueológico Nacional de España.

Elche cuenta con una moderna universidad pública que destaca por su actividad investigadora.

Los 9 Km. de la costa ilicitana son un ecosistema único compuesto de dunas y pinares con amplias playas de arena dorada y presentan características excepcionales por su estado de conservación, ofreciendo además todos los servicios necesarios para su uso y provistos en casi toda su totalidad de bandera azul.

Panorámica de Elche

Dama de Elche

Ciudad Quesada: una pequeña ciudad con 12.500 habitantes, situada a unos 8 kilómetros hacia el interior de la Costa Blanca. Aeropuertos de Alicante y Murcia están a 50 kilómetros de distancia y la playa más cercana está a 10 minutos en coche.

Usted puede encontrar muchos bares, restaurantes y tiendas en el centro de Ciudad Quesada, que también cuenta con un campo de golf y un parque acuático. La zona goza de un clima típicamente mediterráneo, pudiendo presumir de 325 días de sol, lo que la convierte en un destino ideal durante todo el año.

Las numerosas playas de bandera azul se encuentran a 15km de distancia.

Usted puede deleitar su paladar con amplia oferta de vinos, entre los cuales el vino Jalón se merece una mención especial, gracias a su calidad y bouquet.

Hay muchos restaurantes internacionales cerca, ofreciendo diferentes tipos de cocina de todo el mundo.

Playa La Mata

Orihuela: a unos 60km al suroeste de Alicante encontrará la antigua ciudad de Orihuela. Si su objetivo es un auténtico histórico pueblo del interior, estará totalmente satisfecho - su mezcla de monumentos, palacios, edificios nobles (seis de ellos declarados Patrimonio Cultural) sin duda le impresionará. El casco antiguo de la ciudad fue declarado Conjunto Histórico-Artístico y Monumental en 1969.

El término municipal de Orihuela cuenta con variados y abundantes espacios naturales. Su amplísimo patrimonio artístico, su naturaleza y arquitectura, su gastronomía seguramente le inspirarán ganas de volver aquí otra y otra vez!

Orihuela

Iglesia de las Santas Justa y Rufina

Torre de Colegio Santo Domingo

Palacio de Marques de Rafal

Ciudades de la Costa Blanca y sus pueblos

Denia: Es capital de la comarca de la Marina Alta, situada a 86 Km. de Alicante y a 96km de Valencia. La ciudad se encuentra junto al Cabo de San Antonio y en frente de las Islas Baleares, lo que convierte a esta zona en un lugar privilegiado, donde el mar juega un papel fundamental. Denia tiene una costa de 20 km.: las playas del norte (Las Marinas) son amplias y de arena, y en el sur hay calas rocosas (zona de Las Rotas). Es conocida como la ciudad del buen clima, caracterizado por veranos cálidos e inviernos suaves. De hecho, Denia incluso posee un monumento para homenajear la bonanza climática.

Los vientos predominantes en esta zona favorecen la práctica de los deportes náuticos. Cabe destacar que Denia es uno de los puntos más favorables de España para la práctica de windsurf y kitesurf; también cuenta con escuelas de vela así como con una larga tradición en la organización de regatas de vela.

Entre otros atractivos de la zona podemos mencionar La Reserva Marina, que es un espacio natural de alto valor medioambiental. Aquí se puede realizar una serie de rutas de submarinismo, disfrutando de las bellezas del mundo acuático. Otro lugar de gran interés y valor paisajístico es El Parque Natural del Montgó, donde se puede observar varias especies de flora y de fauna local y realizar diversas rutas de senderismo.

Palacio de Marques de Rafal

Jávea: está ubicada en un enclave privilegiado, al norte de la provincia de Alicante y es una localidad considerada como uno de los lugares bañados por el Mediterráneo más bellos. Es el primer municipio peninsular iluminado por los rayos del sol al amanecer. El paisaje de su extenso litoral presenta alternación de costa de roca donde se esconden pequeñas calas con la hermosa playa del Arenal de fina arena. Jávea se encuentra a unos 90 km de Ibiza, y en los días despejados se puede ver la isla.

Este lugar está considerado como uno de los mejores microclimas mundiales. Y la verdad es que se puede disfrutar de una temperatura agradable siempre, como lo están haciendo los representantes de 85 nacionalidades que viven todo el año en Jávea. El municipio cuenta con una vasta población de ingleses (unos 6.000), alemanes (unos 2.000), holandeses, franceses, italianos, rusos, etc.

Calas de Jávea

Moraira: pertenece al término municipal de Teulada, un importante centro turístico internacional. Tiene calas rocosas y playas de arena. A pesar de ser un popular destino turístico, la ciudad ha preservado su originalidad y su alma. El castillo de la playa es el emblema de Moraira.

Castillo de Moraira

Calpe: el municipio de Calpe está situado al norte de la provincia de Alicante, a 63 km de la ciudad de Alicante y a 122 km de Valencia. El símbolo de Calpe es el Peñón de Ifach, una mole rocosa de 332 m de altura. Su presencia crea un fascinante contraste entre mar y montaña. Ifach, declarado Parque Natural, hace del municipio un lugar de extraordinario atractivo paisajístico. Pero hay otros rincones de una singular belleza: calas y acantilados en la costa, escarpadas montañas en el interior. Y una linda imagen más: el paraje natural de las salinas, donde reposan el flamenco, la garza y otras muchas aves. De los casi 30.000 habitantes del municipio casi 60% son extranjeros. El litoral de Calpe (13km) dispone de una extensa línea de excelentes playas, muchas de las cuales están certificadas y premiadas con Bandera Azul. La ciudad ofrece una nutrida agenda de actividades para disfrutar del ocio y del tiempo libre - fiestas locales, paseos y excursiones, museos y monumentos, turismo familiar, naturaleza, deportes, spas urbanos… La programación cultural incluye exposiciones de arte, representaciones teatrales, actuaciones musicales, proyecciones cinematográficas, etc. Calpe es una ciudad abierta al turismo, con sus modernos edificios y amplias avenidas y al mismo tiempo se funde con las tradiciones del pueblo marinero y con la majestuosidad y abrumadora belleza de su paisaje natural. Le sorprenderá por sus contrastes. Es toda una invitación para los sentidos!

Calpe

Altea: protegida y rodeada de colinas empinadas y acantilados, Altea se desarolla debajo de la iglesia con cúpula azul de La Virgen del Consuelo, ubicada en un punto más alto de la pintoresca aldea y adornándola como una guinda a un pastel. De asentamiento romano, nacido como un pueblo de pescadores, Altea fue restaurada por una colonia de artistas en la década de 1950 y una variedad de pintores, artesanos y alfareros siguen viviendo entre sus habitantes. Su sentido de estilo fluye por las blancas y empinadas calles sombreadas por los naranjos, adornadas con geranios y llenas de tiendas tentadoras. Estos encantos, así como la proximidad de Altea a Benidorm, inevitablemente atraen un gran número de visitantes. La playa está flanqueada por un agradable paseo marítimo jalonado de palmeras y con una amplia gama de bares y restaurantes. Altea dispone de buenas instalaciones para deportes acuáticos. En Altea está situada la primera Iglesia Ortodoxa Rusa, inaugurada en el 2007. Toda la madera para la construcción ha sido traída de los Urales. Vale la pena visitarla!

Altea. Vista sobre la ciudad

Altea. Iglesia Ortodoxa Rusa

Benidorm: Es el sitio perfecto para los amantes de la “marcha” española, las discotecas y la vida nocturna de todas las edades. Está situada a unos 50km al norte de Alicante. Es un centro turístico donde se encuentra gente de todas las nacionalidades, y donde está instalada una comunidad británica considerablemente grande, también ofrece unas playas maravillosas que están beneficiadas por un microclima excepcional.

Benidorm es un centro turístico construido alrededor de sus maravillosas playas, su limpieza sin igual y su amplia oferta de actividades, todos atributos que observamos en su magnífica costa. Ésta se divide en tres zonas. La playa de Levante, que es la más visitada, se extiende por 2km desde el barrio histórico hasta el Rincón de Loix y la Sierra Helada. La playa de Poniente, que se extiende desde el barrio histórico hasta la Cala de Finestrat; y la Cala del Mal Pas, a donde se puede acceder desde el puerto o bajando las escaleras desde el castillo.

El Campello: ubicado a 12 kilómetros de Alicante en una colina, desde donde se puede ver una línea de costa de unos 23 kms de extensión. Su punto de referencia es una atalaya, construida en el Barrio de los Pescadores en 1554, para alertar a la gente del pueblo de un ataque inminente de los piratas. En el área de Illeta, se han encontrado restos arqueológicos pertenecientes a las culturas ibérica y griega. En el siglo 18, la ciudad tenía sus propios astilleros que trabajaban para fomentar su vocación marinera. La playa principal se llama Muchavista, pero hay otras más para darse un baño agradable: La Cova del Llop Marí y la Cala del Morro Blanc, que son calas en una roca. El entorno natural de la Lloma de Reixes es encantador. El artista alicantino Arcadio Blasco ha creado algunas esculturas espectaculares, una en el mar y otra en la costa.

El Campello. Puerto deportivo

Alicante: Es una de las tres provincias que conforman la Comunidad Valenciana, junto con Castellón y Valencia, a la vez que son capitales de sus respectivas provincias. Está situada en la costa y tiene una población de 300.000 habitantes. Ofrece una amplia variedad de restaurantes, pubs, cafeterías, discotecas y muchas otras cosas para pasar un momento estupendo. En 1998, remodeló la zona este del puerto deportivo, que se ha convertido en una zona muy bonita de paseo y de ocio. Allí hay muchos restaurantes, pubs, discotecas y cafeterías, para el gusto de todos. Este año, se ha remodelado también la zona oeste del puerto, convirtiéndola en una zona comercial y de ocio que ofrece un abanico amplio de posibilidades. Desde el puerto hay una vista increíble de la ciudad y del Castillo de Santa Bárbara. Vale la pena visitar este castillo, desde donde puede gozar de una de las vistas más bonitas de la ciudad, además de disfrutar de exposiciones artísticas y culturales, cenas espectáculo y muchos otros eventos que harán sus vacaciones inolvidables. Está en el extremo sur de la Comunidad Valenciana y cuenta con una de las Universidades más grandes de España, que ofrece a unos 40.000 estudiantes una gran variedad de cursos, incluyendo ciencias humanas y sociales, medicina o ingeniería y estudios sanitarios, entre otros. El recinto universitario también ofrece una enorme diversidad de actividades culturales, científicas y de investigación durante todo el año, incluso en el verano.

Hay que mencionar que el clima de Alicante es excelente, con una temperatura media de 18° C en invierno y 32° C en verano.

Los Arenales: Es una de las playas más hermosas de la Costa Blanca y está a solamente 15 minutos de Alicante y 10 minutos de Elche. Ofrece un ambiente tranquilo y relajante, rodeado por playas de arena dorada y unas vistas impresionantes desde la cima de los acantilados, donde los amantes del riesgo y la aventura pueden encontrar y disfrutar de un club de parapente. Es principalmente una zona vacacional en la que se ofrecen todo tipo de comercios y entretenimientos, para todas las edades.

Playa de Los Arenales.

Santa Pola: Es un pueblo pequeño y encantador, situado en la costa a 17km al sur de Alicante y 10 de Elche, famoso por su paisaje de amplias montañas, dunas de arena y, sobre todo, por sus salinas. También tiene varias playas, a lo largo de 4km de arena fina y agua cristalina. Todas estas playas ofrecen diferentes servicios y zonas de recreo. Queremos mencionar especialmente la Playa Lisa, donde se puede entrar caminando en el mar, sin que el agua le suba de las rodillas. ¡Encontrará también una playa nudista, llamada Brac del Port/La Gola. Tiene un importante puerto de pesca que dispone de la mayor cantidad de barcos pesqueros de todo el mar Mediterráneo. También tiene un Castillo del siglo XVI que forma parte de la fortificación del barrio antiguo, donde se hallan las ruinas de “Portus Ilicitanus”, el puerto antiguo de la ciudad de Elche en la época romana. Cerca de la costa de Santa Pola está la isla de Tabarca, que pertenece a la provincia de Alicante. Los musulmanes bereberes usaron esta isla como centro de operaciones, pero hoy es un punto de atracción para los submarinistas, ya que es considerada una reserva marina debido a la abundante variedad de flora y fauna que rodea la isla. Una observación interesante es que el color rosa del agua no es una ilusión óptica. La coloración se debe a un microorganismo, un crustáceo similar al plancton, llamado Artemia Salina, que vive en la laguna. En el camino hacia Torrevieja verá un puente azul que es actualmente la correa transportadora que lleva la sal desde el lavadero, situado a la derecha de la calle, hasta los montículos donde se almacena la sal, a la izquierda de la calle. Los montículos oscuros son la sal extraída de la laguna que aún no se ha lavado, mientras que los blancos son el resultado de este proceso, la sal que ya está lista para la venta.

Isla de Tabarca.

La Marina: La Marina es un pueblo pequeño de 1.200 habitantes que pertenece al municipio de Elche, a 13km del centro de la ciudad, a unos 20km al norte de Torrevieja y a unos 18km al sur del aeropuerto internacional de Alicante. Las dunas y sus playas de arena fina y agua limpia tienen una extensión de unos 3km. La producción de cerámica es la artesanía más tradicional de la zona de la Marina. Hay una multitud de tiendas donde encuentra todo tipo de platos, vasos, tazones, etc., en todos los tamaños y con el clásico adorno mediterráneo. También hay todo tipo de tiendas para sus necesidades diarias, al igual que una parada de taxis, bancos, pistas de tenis, piscinas, canchas de bolos y una oficina de alquiler de coches, entre otros. En la Marina está ubicado el camping internacional “La Marina” de reconocido prestigio. Esta zona ha atraído a gentes de muchas nacionalidades diferentes, quienes han elegido sus propiedades tanto para vivir permanentemente allí como para pasar unas vacaciones perfectas.

Playa de La marina.

Guardamar del Segura: esta pequeña ciudad está rodeada de jardines cítricos y huertas fértiles que forman un sorprendente contraste con dunas de arena junto a la costa. Antiguamente Guardamar fue habitada por los íberos, ocupada por los romanos y más tarde el área se convirtió en un importante centro religioso morisco. Los moros fueron expulsados por los cristianos en el siglo 13 y el pueblo se transformó en una base de pesca y de agricultura. Las playas de Guardamar están consideradas entre las más hermosas de la Costa Blanca. Aquí desemboca el río Segura, y es donde se concentran en la caída del sol, los pescadores particulares con sus cañas de pescar., disfrutando de los atardeceres y de la belleza del paisaje natural. Merece una mención especial el famoso Langostino de Guardamar, un plato típico del lugar, galardonado en varias ocasiones por unos premios culinarios importantes a nivel internacional.

Dunas de Guardamar

Torrevieja: es un importante centro urbano, ubicado a 48km al sur de Alicante. Sus playas, restaurantes, Museo de la Semana Santa, Museo del Mar y Sal, su agitada vida nocturna en el período estivo y su amplia oferta de diferentes actividades convierten a esta ciudad en un popular atractivo turístico. Las salinas de Torrevieja son las más grandes y las más antiguas de Europa. Hay dos parques naturales en los alrededores de la ciudad (Lagunas de la Mata y Torrevieja), donde se alimentan más de 250 especies registradas de aves.

Playa del Cura, Torrevieja

Orihuela Costa: El municipio de Orihuela cuenta con 16 Km. de costa urbanizada (Orihuela Costa) que se encuentran a corta distancia del casco histórico y monumental de Torrevieja. En esta zona de reconocido prestigio nacional e internacional se alternan las playas de fina arena y acantilados de aguas transparentes. Año tras año las playas de Orihuela Costa son galardonadas con Bandera Azul de los Mares Limpios de Europa, un premio otorgado por la Fundación Europea de Educación Ambiental por la calidad de las aguas, la limpieza y la gran cantidad de servicios existentes.

Orihuela tiene una importante oferta de campos de golf, lo que convierte esta zona en un lugar conocido por los aficionados. Dispone de 3 campos de golf de 18 hoyos de altísimo nivel, acompañados con todos los servicios que requiere este deporte: profesores de golf, alquiler de palos, coches, campo de prácticas, tiendas, hoteles etc..

En el centro de Orihuela Costa hay numerosas áreas comerciales importantes, varios restaurantes, bares, discotecas y una intensa vida nocturna, que en su conjunto ofrecen múltiples posibilidades de ocio y diversión para grandes y pequeños. Puede practicar varios tipos de deportes: navegar a vela, alquilar barcos, botes y canoas, hacer surf, kitesurf o windsurf, alquilar motos de agua, pescar, hacer buceo y snorkel; jugar a tenis, practicar equitación, senderismo, escalada, parapentismo, vuelos en globo. Para los deportes de aventura Orihuela Costa cuenta con las infraestructuras que le permitirán disfrutar de karting, paintball, quads, motos de agua, puenting, circuito de karts etc.

Playa Flamenca

Cabo Roig

Punta Prima

La Zenia

Playa de Campoamor

© Spainshopper 2019 | Aviso legal | Area privada | Publica tu anuncio | Mapa web | Noticias | llama ahora
+34 63 930 2562 | +44 771 171 0467 | +34 722 225 400